sábado, 6 de agosto de 2011

De autor a autor.

Sé que la persona a la que quisiera decirle todo esto jamás lo va a leer; porque el destino no es tan clemente cuando yo quiero que algo bueno pase. No va a ser como el hecho de que la chica sobre la que escribí una crítica no muy positiva, llegó a ella pese a que mi nueva web no pensé que fuese a ser descubierta algún día.

La persona a la que yo quiero que esto llegue, y que no llegará salvo que el destino se torne oscuro y decida colocarse a mi favor, es la autora de un fic que me encuentro leyendo aún.
Una autora que se ha retirado.

Una autora que se ha retirado, a mi parecer, de forma poco digna.

No porque la cantidad de fics que haya escrito haya sido un total de dos y medio (uno que jamás fue terminado, y aun así no es del todo esa la razón por la que digo lo que estoy escribiendo); porque aunque sólo hayan sido dos -y medio-, han sido fics realmente largos. Uno de ellos, el único dignamente finalizado, es tan largo que me pasé casi una semana leyendo durante varias de mis horas nocturnas hasta las tres de la madrugada. El otro, que aún estoy leyendo, se compone de aparentes cuatro temporadas. Y he dicho aparentes, porque la cuarta es la que ha comenzado el motivo de mi indignación.

Hasta la tercera temporada, todo iba viento en popa; me lo leí con un gusto bárbaro, no porque en realidad sea el mejor de los fics, sino porque era completamente diferente a todo lo que había leído hasta ahora, era llamativo, atrayente, y escrito por una española, lo que me deparaba unas escenas sexuales, difíciles de superar. Estaba también la tentativa de que la temática gira entorno al incesto. Y no cualquier incesto. Incesto homosexual entre gemelos.
Se entenderá porqué de pronto mi conmoción por dicho escrito. Sí, tengo una mente totalmente corrompida y el incesto me puede más que ninguna de las otras cosas por las que las personas creen que estoy obsesionada. Tengo mis razones, y si alguno de ustedes ha leído algunos de mis escritos personales -no fiction- sabrá una de mi razones de mayor peso. Pero divago, no es ese el punto aquí.

Todo estuvo perfecto la primera temporada. La disfruté como hacía años -¡AÑOS!- que no disfrutaba de un fiction. Ya lo dije: No porque fuese el mejor.
De hecho, es un fic con muchos errores, ortográficos más que nada; algunos de situaciones, incoherencias con la redacción, errores en la trama, y algo que me molesta en específico: Nada de tacto con el sexo virgen. Eso lo menciono por puro gusto propio. Tengo un complejo para con los vírgenes, porque el sexo es mucho más difícil de escribir cuando de un virgen se está hablando, sobretodo si estamos hablando de yaoi. Sobretodo si estamos hablando de un pasivo. Y la chica no tiene nada de tacto ni talento para describir la situación. Como si el virgen hubiese nacido con el culo abierto y destinado a que se lo follaran.
Como si de verdad fuese físicamente posible que los poderes del amor hicieran que un culo virgen no sintiera una penetración por un falo de considerable tamaño y anchura.

Dejando de lado esa incoherencia que ya raya al cliché en todo lo que gira en torno al yaoi, y los demás errores que ya he mencionado, el fic es de la clase de cosas que te pica porque te pica aunque le falte calidad. Aun más si eres un completo enfermo en busca de novedades para tu colección de guarradas (inserte mi sarcasmo aquí y las retrospectivas de todas las veces que he dicho que no tengo prejuicios).
Leí la primera temporada, feliz de la vida, e incluso me brotaron un par de lágrimas al final. La maldita sabe cómo hacerte llegar sentimientos. Sobretodo si te agarra con la vena sensible y te ha ido deprimiendo y desesperando antes de llegar al clímax.
La segunda temporada me la pasé sufriendo. Sufriendo por los hechos y disfrutando de las pocas pero bien redactadas y planificadas escenas de sexo (que, bien escritas, siempre se agradecen.); teniendo ataques de ternura y remordimientos por amar a personajes que de alguna forma, sientes que no deberías amar.
La tercera temporada la pasé entre la dicha y la desgracia, sumiéndome y retorciéndome en lo que parece ser la esquizofrenia y paranoia del personaje, además de una bipolaridad brutal, e incluso acontecimientos de automutilación constantes. Debo decir que, aun cuando aparente que me estoy quejando, no creo que alguien hubiese podido describir las consecuencias del incesto de mejor manera. Las consecuencias sociales en torno a una persona que se ha visto descubierta en sus actos incestuosos y abandonada por la persona que le arrastró hasta ellos.
Y un final hermoso. Hermoso como pocos que he podido leer y con una referencia íntima hacía uno de mis cuentos favoritos: Peter Pan. Pero el Peter Pan original, lo la supuesta creación de Disney que, mejor dicho, es la asesina de la historia de J.M. Barrie.

El problema es que, el final de la tercera temporada, no era el final. Era perfecto; lo hubiese sido si la autora no hubiese dejado tantos detalles incompletos en el camino.
Era evidente y mucho más, que eso no era el final.
Aun cuando ahora creo que hubiese preferido quedarme para siempre con ese. Y no conocer la verdad.
¡Que feliz es uno cuando está sumergido en la ignorancia! Es por eso que aun soy ignorante sobre muchas cosas.

Un fic que yo consideraba completamente digno de mi atención recatada, que me di a la tarea de esparcir por cada mente tolerante al tema que me encontré, es un fic que ahora me tiene mortificada hasta la médula e insatisfecha.
Una de las chicas a las que le pasé el fic ha hecho algo milagroso y ha encontrado la cuarta temporada que yo pensé que sería inexistente.

Todo el tiempo que estuve vagando buscando la continuación, que no encontré porque no existió hasta que dejé de buscarla, me encontré con un mar de cosas a las que no les tomé mucha importancia en su momento.
Ahora me pongo a razonar y me cae de peso.
El fic tiene un jodido club de fans. ¡Un jodido club de fans! Es conocido en todo el malnacido fandom y no hay persona dentro del mundo de este género al que pertenece que no conozca, al menos de nombre, el maldito escrito.

Como crítico lo voy a decir: NO merece un club de fans.
He leído fics mucho mejores, que le superan en creces, pero que, por no ser de ese fandom en el que el mundo está completamente loco, no han pegado con especial singularidad. Este lo hizo por el fandom en el que está, por la temática que lleva y porque pegó en la vena hormonal de un montón de gente hormonal que no se pudo resistir a un buen sexo escrito y cuyo criterio fue callado por escenas completamente salvajes y desenfrenadas, un par de personajes sadomasoquistas, y maltrato emocional mezclado con un hombre que no sabe sentir por el cómo la vida lo ha tratado. ¿Tentador? Lo es. Pero deja de serlo cuando uno tiene criterio.
Como lector, me uní al malnacido club de fans sólo para obtener información. Me pegué a un montón de grupos, y logré conseguir un par de spoilers.

Es indigno, de autor a autor, lo que la autora ha hecho con su hijo. Porque cada uno de nuestros escritos son como nuestros hijos (los míos bastardos, para variar).

Después de darme cuanta que el fandom estaba lleno de mierda hasta la saciedad, y que de veinte que leí logré encontrar UNO que estaba decente, el criterio regresó a mí como caído del cielo.
En el momento más inapropiado si quería seguir disfrutando como lo había hecho del fic.

El link me llegó una hermosa tarde de verano en la que el cielo decidió que no tocaría llover... Miento, no recuerdo cómo era la tarde (noche), sólo recuerdo que el link me llegó, y pensé que era obra de un ángel.
De inmediato fui a él, como loca desesperada ansiosa de más, necesitada por saber el final. ¡Porque era el final! ¡Aquel que había estado buscando y que había perdido las esperanzas de encontrar! El final del fic más leído y aclamado. El que alguna vez estuvo disponible pero que la autora retiró para darse más tiempo para terminar correctamente. Es ahí donde recae mi gran duh.
Primera: No debió retirar el fic. Una vez que uno ha subido un fic, tiene un compromiso con este, consigo mismo, y con los lectores que se han mantenido pegados a él.
Si ya lo había subido, era una estupidez quitarlo. Sobretodo porque se empeñaban en añadir el "lo borró por accidente" y yo me chupo el dedo. Lo borró porque le vino en gana y se cansó de la presión.
Porque los lectores ejercen presión. Esa es la verdad irrefutable de un escritor. Más aun si escribes como un novato a un montón de gente freak dispuesta a dejar amenazas de muerte aunadas a propuestas matrimoniales furtivas e incluso homosexuales en la mayoría de los casos.

Dejando de lado que lo haya quitado, dado que tiene derecho de hacer lo que le pase por la cabeza hacer con su fic, dado que, aun con que seamos los lectores el escrito sigue siendo y será suyo. La cuestión está en que no creo que realmente se haya dedicado a estarlo escribiendo.
Se cansó de él.
Y lo digo porque, de autor a autor lo pude sentir; más que como un lector emocionado y dispuesto a seguirle hasta el final y respetar sus decisiones. Se cansó del fic, del mundo que representaba, de la presión y quizá incluso de la fama. Aunque es algo de lo que nunca se librará, porque un fic como ese, en un fandom como ese, seguirá pasando de mano en mano hasta que el mundo se termine, el fandom se termine, las locas se terminen, la página se caiga, el grupo se muera, e incluso después de eso, porque a mi me lo pasaron por correo, y ahora está guardado, teniendo, hasta hace poco, planes para imprimirlo aun cuando me costaría más de lo que estoy dispuesta a gastar en papel impreso. Pensé que si había uno que quisiera imprimir, sería ese. Ahora creo que estaba equivocada.
Ella se cansó, y a mi me pegó su cansancio.
Y digo con todas las letras y seguridad que se cansó, porque, después de llegar con la última temporada otra vez a la web, a manos de alguien que siquiera era ella misma, se apareció, y dejó un resumen del final.

... ¡Un resumen! Leyeron bien. Un jodido RE-SU-MEN. No, no un final, un resumen del final. Porque ya no estaba dispuesta a gastar más de su tiempo en ese fic, pese a que la gente la había estado esperando, estoy segura que por años (no uno, ni dos, sino varios), y se retiraba.
¡Se retiraba sin haberle dado un final propiamente dicho! ¡Incluso haciendo invitaciones para que alguien más escribiera otro final! Después de que había dicho que no daba permiso para ello, cansarse de decirlo porque le seguían insistiendo (imaginen el tiempo de espera, por favor, como para llegar a esos extremos como lector), y aventarles que hicieran lo que les viniera en gana. Porque hasta ese momento, ella sabía que ella era la escritora, autora, propietaria del fic, y nadie puede escribir un final correcto salvo su propia madre (la del fic).
Después de años de espera por parte de las personas que estuvieron fieles, esperando aun cuando parecía no haber esperanzas, después de años de remarcada fama que se seguía expandiendo sin sentido, ni motivo, ni razón, ella llega, da un resumen y se va. Desaparece. No quiere saber más.
Está cansada de todo lo que alguna vez fue y se va. Dejando una nota de disculpas, sabiendo la guarrada que acaba de hacer, siendo consciente de sus actos, y valiéndole madres todo aquello: Llega, da un resumen del final y dice que se va.
Como si pudiese retirarse, después de eso, con un aire de dignidad.

No merece haberse cruzado por el mundo de las letras jamás.

¿Qué si estoy molesta? Quizá lo parezca pero creo que no. Es una pequeña molestia, como un retortijón en el estómago, o una piedra en el zapato.
Son lágrimas de lector y blasfemias de colega. De un colega novato a un colega indigno de su puesto.
Porque la fama que tiene, la merecen trabajos mejores. Porque, no sé si se le subió a la cabeza, aunque no lo creo en realidad, pero no sabe lo que está haciendo.
Porque un escrito es mucho más que eso, sea un fiction o no. Un escrito forma una parte de nuestra mente y nuestra alma, y deja marcadas, de distintas y variadas formas, las mentes y almas de los demás.
Porque un escrito como ese es difícil de olvidar, y hay personas que estuvieron esperando mientras lo volvían a leer una y otra vez.

Directamente lo digo aunque no lo vaya a leer: No me parece un acto justo y digno, Sarae. Tú no mereces retirarte con olivos y guirnaldas. Porque no le diste a Muñeco la prioridad que merecía. La prioridad que le dieron los lectores y que, por ende, ya tenía marcada.
Porque un gran proyecto como ese, al que le dedicaste años, cariño, corazón, razón y tortura, además de seguro un par de lágrimas, no merecía el abandono de esa forma.
Porque lo has abandonado. Justo como tú misma lo dijiste alguna vez. Es un muñeco abandonado al que jamás volverás a recoger.
Y quizá suene más triste y dramático de lo que es, porque ni siquiera he leído su nota ni el final. Pero es algo que me causa muchos sentimientos encontrados.

Yo no abandonaría a mis hijos bastardos así; porque sé lo que significan para mí, y, sin ego presente, sé lo que significan para quienes me leen y me dejan comentarios.
Aunque la pereza intente ganarme, yo sé dar las prioridades, y un autor que hace lo que ella acaba de hacer, no merece siquiera lo que ella ha obtenido; lo que primero se ganó a pulso.

Porque no se merece la estima que me ha hecho tenerle.

1 comentario:

  1. mas ke muy bien dicho hahaha
    yo nunca lo leei... me lo contaban, pero mi amiga estaba traumada con el fick, locaaa de verdad, y pues concuerdo contigo en todo haha
    me interesa leer tus fics..... si tienes tiempo agregame a facebook porque me he dado cuenta que tenemos muchas cosas en comun, no te asustes no te acosare, ademas necesito tutoria o ayuda para escribir un fick y no se como acomodar las ideas xD he encontrado tu blog de casualidad
    http://www.facebook.com/profile.php?id=100001684118109 este es mi FB espero lo tomes en cuenta bye

    ResponderEliminar

Quizá muera mañana... ¿Tienes algo que decirme?